Alcaldía de San Cristóbal rinde homenaje póstumo a  ex síndico Milito Vizcaíno

0
Alcaldía de San Cristóbal rinde homenaje póstumo a  ex síndico Milito Vizcaíno

SAN CRISTÓBAL.- Con la bandera municipal a media asta, San Cristóbal despidió este miércoles, en solemne ceremonia encabezada por el alcalde José Montás, los restos mortales del exsíndico Máximo (Milito) Vizcaíno.

Milito Vizcaíno recibió los honores funerarios de estilo por la investidura que ostentó, iniciada con las notas del Himno Nacional Dominicano.

Los restos cremados de Milito Vizcaíno fueron expuestas en la explanada frontal del Ayuntamiento de San Cristóbal en la avenida Constitución.

En las exequias, el alcalde Montás destacó que “Milito Vizcaíno fue un munícipe ejemplar y servidor público entregado y dedicado a servir a la comunidad de San Cristóbal”.

Mientras que Elvin Sánchez, secretario general del Ayuntamiento, hizo una semblanza de lo que fue Milito Vizcaíno de lo que fue como persona y funcionario.

En la guardia de honor al exfuncionario fallecido estuvieron la vicealcaldesa Marisela Mesa; el exsíndico Julio César Domínguez Montás, así como el edil José Fructuoso Ramírez, presidente de la Sala Capitular.

También el exregidor y exdiputado Luis Puello Domínguez (Luisín).

Decenas de munícipes sancristobalenses estuvieron en la solemne ceremonia luctuosa, en que estuvieron funcionarios del cabildo, así como dirigentes deportivos.

Milito Vizcaíno fue síndico local en el período 1968-1970, en el primer cuatrienio de gobierno del Presidente Joaquín Balaguer, a cuya organización, Partido Reformista, pertenecía. Reemplazó a Guaroa Rodríguez Puello, quien había ejercido el cargo en el lapso 1966-1968.

Vizcaíno Pérez nació en el paraje de Niza en 1925 y fue de los primeros profesores en el Instituto Politécnico Loyola al momento de su fundación en 1952.

Milito Vizcaíno falleció de muerte natural el primero de abril del 2020 en El Bronx, Nueva York, a los 94 años de edad.

Había solicitado en vida su esposa Yolanda y a sus hijos Belkis y Máximo (Ito), que cuando muriera su cadáver fuera cremado y sepultado en San Cristóbal el día de su cumpleaños, precisamente el 21 de julio.

Fue pedido fue complacido por su viuda y sus hijos.

Desde hace alrededor de tres décadas residía en esa ciudad junto a su esposa Yolanda Martínez Sánchez, con quien procreó dos hijos: Belkis Josefina, médico pediatra y Máximo, ingeniero en Informática.





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here