De dueño farmacia a parqueador de carros en San Cristóbal

0

San Cristóbal. -Si lo juzga por su apariencia física se podría encasillar dentro del Marco de uno de los hombres que deambulan por las calles de la ciudad benemérita San Cristóbal.
Con su copiosa barba, su larga cabellera blanca y su vestimenta descuidada, José Enrique Dorrejo Peña, aparenta ser un humano a la que la vida le ha negado oportunidades económicas.
Pues eso no es así.
José Enrique fue propietario junto a su hermano Ricardo, según él, de la farmacia Bernardo, ubicada próximo al palacio de justicia, doctor Máximo Puello Renville en San Cristóbal.
Corrían los años ochenta cuando José Enrique emigró a los Estados Unidos luego de perder su trabajo en el departamento de informática de la desaparecida Compañía Dominicana de Telefonos (CODETEL).
Luego de trabajar por cuatro años en los Estados Unidos y acumular una pequeña fortuna decide regresar su país y es ahí donde decide asociarse con su hermano Ricardo para la compra de la farmacia, según nos cuenta.
Al cabo de varios años deciden dividirse, quedándose José Enrique con el solar anexo a la farmacia convirtiéndolo en un centro de estacionamientos improvisados de vehículos que solo él atiende.

Llega a su negocio temprano en la mañana y termina tarde de la noche.
Según nos narra ensu hoja de vida se graduó de licenciado en informática en la Universidad Pedro Enrique Ureña (UNPHU), pero no es amante de las redes sociales.
Estuvo casado con la señora María del Pilar con quien creó a sus tres hijos José Enrique, Diego y Cesarina Dorrejo Cáceres.
Con lo que se gana como dueño y parqueador de carros lo invierte en su alimentación y el pago de la universidad de sus hijos.
Es un amante de la lectura y el merengue, siendo su ídolo Juan Luis Guerra a quien ha tenido la oportunidad de saludarlo.
Para llegar a su hogar en Santo Domingo utiliza los transporte del servicio público, pues los compromisos económicos no le permiten comprarse un vehículo.
Nació en la provincia de Mao, Valverde, pero hacen 12 años tiene su negocio en esta ciudad de San Cristóbal.
Es aquí un extracto de la vida de José Enrique Dorrejo Peña, un ser humano que la vida lo convirtió de empresario a parqueador de carros con la excepción de que es el dueño del negocio.
Por Jessy Méndez




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here